Carta del presidente

A mediados del 2013 Carlos y Patricia recibieron la noticia más dura y llena de incertidumbre a la que un padre y una madre nunca estarán preparados para afrontar … Su pequeña Alma, que apenas está aprendiendo a decir “papi parque” cuando quiere salir a pasear y que llora y se alborota cuando la traen devuelta a casa … su niña de tan solo 2 años y medio … acaba de ser diagnosticada con Leucemia Linfoblástica Aguda…. Ellos no lo comprenden … mirando al cielo sólo tienen un enorme sentimiento de dolor, miedo, rabia e IMPOTENCIA; la posibilidad de un futuro sin Alma entró en los corazones de sus padres.

Corazones rotos por la desesperanza que hoy, sufren la pérdida de mañana“…

… Ésta no es una historia más … lamentablemente es una realidad que se repite constantemente en nuestra sociedad cada día con más frecuencia.

Historias de vida y muerte que no diferencia edad ni condición social y que mayoritariamente alcanza con mayor frecuencia a los de menos recursos, haciendo mucha más penosa su triste realidad.

Por eso, desde la Asociación “Liga Nacional Contra El Cáncer Infantil”, venimos luchando para que esos corazones entristecidos y resignados a su realidad, encuentren con nosotros una luz de Esperanza, viviendo junto a ellos la búsqueda de una cura, y si no lo fuera, por lo menos una mejor calidad de vida.

Nuestro objetivo es ayudar a las familias sin recursos económicos, apoyando a su familia en el traslado, alojamiento y necesidades desde el inicio del tratamiento, acompañado de unas gotas de alegría a los más pequeños, quienes aún conscientes de su realidad, nunca pierden la esperanza dándonos a los mayores verdaderas lecciones de vida…

Hoy quiero agradecerte la atención que nos has brindado al terminar de leer esta sencilla carta, cuya intención es haber llegado a tu corazón e invitarte a que nos acompañes en esta cruzada de amor y nos apoyes en el proyecto que estamos desarrollando y gracias a ti podamos continuar con nuestro objetivo llegando con tu ayuda a más familias en esta situación.

Agradeciendo desde ya tu decisión, en nombre de La Liga Nacional Contra el Cáncer Infantil y el mío propio, recibe un cordial saludo.
Atentamente,

Óscar Araoz Díaz
Presidente
Asociación Liga Contra El Cáncer Infantil