Y despues del cáncer ¿qué?

Como hemos dicho, nos volcamos con cada niño a tope, hasta el final pase lo que pase. Por eso nuestra labor varía según lo que ocurre con cada una de las historias que ya forman parte de nosotros. Las que terminan bien  nos llenamos de alegría, pero también damos soporte a aquellas familias que han de pasar por el difícil trámite de la no superación de la enfermedad. Estamos siempre, independientemente del resultado.

SIEMPRE POR LA INFANCIA

 


Superación del cáncer

Volver a la vida cotidiana no siempre es fácil para el niño, por razones físicas, psicológicas y prácticas.

  • Una vuelta al cole muy especial

El niño puede necesitar también ayuda para integrarse de nuevo en el colegio (pues ha perdido muchos meses de asistencia) así como necesidad de comprar material y ropa escolar.

  • Soportes médicos

Es muy posible que el niño necesite algún tipo de soporte médico como medicinas, silla de ruedas, audífono u otros implantes etc. Que requerirá un desembolso económico así como posiblemente ayuda psicológica tras los efectos que la enfermedad haya podido dejar en su aspecto físico y estado emocional.

  • Vamos a cuidarte siempre

Es imprescindible un seguimiento periódico del estado de salud del niño con informes y pruebas de diagnóstico que confirmen cada vez que el niño está sano y todo ha terminado.

Es probable que en una operación cuando el niño estaba malito se le implantara una prótesis. Ahora el niño está sano y crece por lo que puede necesitar una nueva prótesis más grande. El objetivo de Linceci es cuidar a cada niño personalmente por lo que se responsabilizará de esa operación y esa prótesis.

 


No superación del cáncer

A veces llegan hasta nosotros niños en estado demasiado avanzado de la enfermedad, otras veces y por desgracia, la agresividad del cáncer de un niño es demasiada para su cuerpito y sin responder al tratamiento, avanza hasta hacerse terminal. Entonces, nuestro objetivo es que tenga una vida con dignidad y en su entorno familiar.

Estas historias muchas veces no son tenidas en cuenta, dejando de lado a estos niños, pero para nosotros están los valores de dignidad y calidad de vida por encima de todo. Consideramos que estos niños tienen tanto derecho a morir con dignidad como los demás a tener una oportunidad para vivir.

  • Cuidados paliativos

Atención médica necesaria para paliar el dolor y otros efectos secundarios de la enfermedad.
Manutención y alojamiento necesario.

  • Entorno familiar

Cuando la enfermedad desemboca en esta situación, como podéis imaginar el efecto es devastador en las personas más cercanas al niño. Linceci permite que la familia se reúna y puedan despedirse todos juntos (a menudo se encuentra separada, con el menor y un progenitor cerca del hospital, y el resto de la familia en su casa tratando de ingresar algo de dinero). Por supuesto también apoyamos económicamente en el acto final de despedida del niño.

  • Apoyo a la familia

Ayuda psicológica destinada a la superación de la pérdida mediante el fomento de valores y unión familiar.

Ayuda en la búsqueda de empleo si alguno o ambos de los progenitores lo perdieron.


Conoce a los niños

  • Michell
    Una nueva niña ha llegado hace poquito tiempo al albergue…
  • Rodrigo
    La mejor  forma de que conozcáis a Rodrigo es a…
  • Elías
    ¿Quien es Elías? Es un niño de 9 años que…
  • Raúl
    Raúl fue y será siempre en nuestros corazones un niño…
  • Leo
    Leo tiene 5 años pero ya lleva 2 de ellos…
  • Ariana
    Ariana cada vez está más grande, ¡¡¡y más fuerte!!! Esta…