Entrevista a Ariadna Marco portavoz de SOMOS + contra la violencia machista

Después de dejar en buenas manos los productos, pudimos conversar en profundidad con la portavoz de la Asociación Somos + Contra la Violencia Machista, Ariadna Marco nos contó la realidad a la que se enfrentan las mujeres y los niños que experimentan el maltrato y la violencia de género. Desde LINCECI queremos dar visibilidad a una organización de estas características así como a la problemática actual y constante de la violencia de género, ya que nos comprometemos con esta lucha.

¿Cómo creasteis la asociación?

Hace 4 años hicimos un curso de defensa personal con la casa de la mujer. Todas las participantes creamos un grupo de WhatsApp y ahí empezó todo. A pesar de ser mujeres muy distintas, enseguida nos dimos cuenta de que aquello que teníamos en común nos hacía conectar y entendernos.  Todas habíamos experimentado las mismas vivencias…Nos contamos nuestras historias y vimos que todas nuestras parejas seguían el mismo patrón, decían las mismas frases, con las mismas palabras y gestos. Son hombres de diferentes clases sociales, religiones, creencias. Y sin embargo, todos adoptan y toman la misma conducta. Nos empezamos a entender tan bien, nos comprendíamos a la perfección. A partir de “la empatía”, la capacidad que tenemos nosotras de entender a una mujer que ha pasado por lo mismo, pensamos en crear una red  para  ayudar  a más mujeres. Igual que a nosotras nos vino muy bien conocer a otras chicas que habían pasado por lo mismo, ¿por qué no le iba a ayudar a otras mujeres? Los logros personales de las demás chicas eran los nuestros; pensábamos, si ella ha podido yo también. Queríamos contagiar esta actitud positiva a más mujeres. Comenzamos siendo 7 mujeres hasta ahora que somos más de 50.

entrevista de LINCECI a SOMOS +

 

¿Qué suponen las donaciones para vuestra organización? 

Las mujeres que están cobrando la ayuda que son unos 400 euros, les sirve para salir Anian cosméticos y productos Isabel, donados a la asociación SOMOS + adelante día a día. De esta manera pueden destinar el dinero en material escolar u otras necesidades para sus hijos. El tener esta ayuda sobre todo al principio es imprescindible. Toda la asistencia que recibimos de fuera es importantísima, en las casas de acogida que son temporales, van a tener las necesidades básica cubiertas. Sin embargo, las  mujeres que viven en su casa y que del 70% de la ayuda recibida se destina al alquiler,  tener otro apoyo económico es fundamental. Muchas están sin poder pagar la luz, sin calefacción….

Hay ayudas,  pero el problema viene al principio, en el momento en que abandonas el hogar o a tu pareja, en el transcurso que pasa hasta que te conceden esas ayudas. Nosotras desde la asociación tratamos de orientarlas en muchos temas para que sepan dónde tienen que ir a pedir ayuda, que conozcan con qué opciones cuentan y el transcurso que pasa hasta que se las dan.

¿Cómo comienza una situación de violencia machista? ¿Eres consciente?

Es un proceso largo, un circulo que empieza con lo que se le llama  la “luna de miel”. De esta fase se pasa a la tensión y de aquí a la agresión. Comienza con detalles tan sencillos como que te diga “no me gustan tus amigas, son mala influencia para ti” y  tú poco a poco te empiezas a distanciar de ellas,  hasta el punto de que te dejan de llamar. Frases como “ese pantalón no te queda bien, el pelo que llevas  tampoco” son las que te empiezan a  condicionar la forma de vestir, te separan de tu propia familia. Te dicen que tu familia no se preocupa por ti, que no te quieren. Te hacen un aislamiento en el que tú no te estás dando cuenta  donde te estás metiendo. Creas una dependencia emocional y económica enorme hacia tu pareja, y a lo que te quieres dar cuenta ya te ha soltado  un tortazo y él se ha asegurado de que tú no tengas donde pedir ayuda. Te sientes sola.  No sabes dónde ir. Y ellos te recalcan que nadie te quiere. Consiguen  que todas las chicas que antes brillaban se les apague la luz. Al final acabas pensando que no vales para nada, te dejan la autoestima por los suelos y llegas a justificar que tu pareja  te pegue. Por eso no se piden ayuda.

¿Cuál es el primer paso que dais cuando habláis con una mujer que está sufriendo maltrato?

Ariadna entrevista

En primer lugar, nosotras no animamos a que pongan la denuncia tan alegremente.

Nosotras lo primordial es que se pongan antes a salvo. Si tú pones una denuncia y no te pones a salvo puede ser peligroso, hay que curarse en salud.

 

¿Cómo pueden ponerse a salvo?

Pidiendo ayuda a la casa de la mujer, a la policía… Asesorarse bien antes de poner la denuncia.

 ¿Hay  fechas  o épocas  en las que aumentan las agresiones?

Las agresiones suelen ser por la noche y en fechas señaladas. Navidades  por ejemplo, por discusiones familiares. En verano, la parejas pasan más tiempo juntos y esto provoca enfrentamientos.

¿Cómo afecta a los niños esta situación?

Todo les cambia en su forma de ser. Los niños no quieren ser víctimas, por lo que se convierten en agresores o futuros depredadores. Tienen miedo  y creen que su única salida es convertirse en el agresor. Se vuelven niños muy miedosos y posibles víctimas de bulling en el colegio. Otros se vuelven totalmente apáticos. Todo les da igual. Es como si no sintieran nada,  lo que puede ser muy peligroso de cara al futuro del niño.

¿Se  llega a superar haber sido una mujer que sufre violencia machista?

Realmente tienes que aprender a vivir con ello. Son muchas las cosas que te pueden asustar a lo largo de la vida. A mí me puede dar  mucho miedo mi ex marido, me da  mucho miedo el cáncer o  viajar… Hay muchas cosas que me dan miedo en la vida ¿Qué hago? ¿No salgo de mi casa? Hay que aprender a superar esos miedos y a vivir ese día a día, por ti y por tu familia. Intentamos mentalizar a las mujeres  y apoyarlas,  igual que otras desgracias en la vida y hay que aprender a vivir con aquello que la vida nos va dejando.

 ¿Qué podemos hacer para prevenir  que nuestros hijos se conviertan en futuros depredadores?

Hay que cambiar la educación desde que los niños pequeños, desde preescolar hay que dejar de hacer  distinciones y educar desde la igualdad. Es realmente lo más importante.

somos + proyecto de recaudación de dulces

 

No hay comentarios

Agregar comentario