La ilusión llega al Ramón y Cajal por navidad en forma de coches eléctricos

Una Donación muy especial

Ataa Cars, una empresa especializada en la construcción de coches y motos eléctricas para niños y niñas contactó con LINCECI (Liga Nacional Contra el Cáncer Infantil) dándonos una noticia magnífica: quería donar 9 cochecitos eléctricos.

Nuestra Red Alegría tras recibir esta iniciativa se puso en marcha y comenzó a tender lazos, en esta ocasión con el Hospital Universitario Ramón y Cajal de la Comunidad de Madrid, con quien ya hemos colaborado en otras ocasiones. Es aquí donde ha aterrizado la magia navideña en forma de cochecitos, ¡llena de luces y música!

Tanto para la parte de pediatría como para los niños y niñas que están ingresados esta

iniciativa “ha supuesto una alegría y un incentivo a la hora de tener que tratar a los niños, hacerles pruebas o llevarles al quirófano….estos suponen momentos difíciles tanto para ellos como para las familias y los coches son un aliciente y crean otro entorno más cercano a ellos”, así lo asegura Manuel Cuerva García, Subdirector de Gestión y Servicios Especiales del Hospital Ramón y Cajal.

El pasado 5 de diciembre se hizo entrega de la donación y nos recibieron con los brazos abiertos. Una unión solidaria que ha dado como resultado sonrisas y un entorno favorable para la infancia.

Luchar por un mundo lleno de oportunidades es nuestro objetivo, ¡colabora!

No hay comentarios

Agregar comentario

Contactar por WhatsApp