La pequeña pero valiente Arianita

Hace poco que la Liga Nacional contra el Cáncer Infantil recibió noticia del caso de Arianita, una niña de tan sólo un año y medio de edad procedente del sur de Perú que ha sido diagnosticada con una variedad de cáncer conocido como nefroblastoma o tumor de Wilms, una enfermedad renal que aparece de manera más habitual en niños hasta los cinco años y que responde muy positivamente a los tratamientos, pero que en caso de no ser atendida puede conllevar riesgos mortales.

La madre de Arianita, Anselma Cjuro, realizó un llamamiento público a la colaboración. La familia de Arianita no poseía los medios necesarios para poder hacer frente a una enfermedad cuyos costes de tratamiento y hospitalización, además de aquellos derivados de la necesidad de brindar comodidad a la pequeña, serían muy altos. En LINCECI escuchamos las sentidas palabras de Anselma y supimos que debíamos tomar cartas en el asunto para salvar la vida de una niña que apenas había tenido la oportunidad de crecer. Y así lo hicimos.

La joven Arianita está ahora en Lima enfrentándose a este mal trago que la vida le ha puesto por delante. Sólo uno de aproximadamente cada 250000 niños padece esta enfermedad, y Arianita lucha cada día con estoicismo para formar parte de las positivas estadísticas que indican un porcentaje muy elevado de curación para aquellos que reciben el tratamiento apropiado (en torno al noventa por ciento). Nosotros nos preocupamos de apoyar económicamente los gastos derivados y las necesidades nutricionales y de atención emocional que siempre son importantes cuando la tragedia del cáncer se abalanza sobre nosotros. Nuestra amplia experiencia en este tipo de casos nos ayuda a atender a Arianita haciendo que sus días en el hospital no sean grises y aciagos, sino luminosos y llenos de esperanza.

ARIANA-2_P_algodones

Ariana

El tratamiento del tumor de Wilms depende del estado en que se haga la diagnosis y del tipo de nefroblastoma, existiendo tres grupos clasificados según su riesgo para el paciente: bajo riesgo, medio riesgo y alto riesgo. En el caso de Arianita tenemos nuestras esperanzas puestas en el horizonte, ahora mismo la pequeña está recibiendo quimioterapia. Pese a lo grave de su caso, los especialistas parecen tener buenos augurios para ella, puesto que no se han propuesto terapias adicionales comunes en el tratamiento de casos extremos de esta terrible enfermedad (cirugía y radioterapia). Arianita, con su gran fuerza vital y coraje, día a día se aferra a los vínculos afectivos que ha formados con enfermeros y miembros de nuestra asociación, y en especial al amor más grande que existe, el de una madre y su pequeña. Por ello Arianita no titubea y lucha con decisión contra la enfermedad. Todos esperamos que en breve esta situación no sea más que un vago mal recuerdo para Arianita y que pronto pueda vivir la vida que toda niña debería disfrutar.

Los esfuerzos realizados por nuestra asociación, LINCECI, la comunidad médica y Anselma Cjuro y resto de familia de Arianita no cesan en ningún momento y ya han permitido ver una evolución favorable en la pequeña. Sin embargo, la batalla contra el cáncer todavía no está vencida, desde aquí queremos hacer constar la importancia de continuar esforzándose día sí y día también, de no perder la fe y la determinación, ni las fuerzas para poder sobreponerse a la enfermedad, sin importar lo grave que esta sea.

1 Respuesta

  1. Carlos
    Cada grano de arena cuenta, estamos contigo!!!!

Agregar comentario