LINCECI y el Ayuntamiento de Arganda del Rey colaboran para ayudar a Ana en su lucha contra el cáncer.

Una historia de lucha y superación

En septiembre llegó a LINCECI una historia conmovedora. Es la historia de Ana, una niña de 12 años que está enferma: padece sarcoma de Ewing. Es una enfermedad rara en la que un tumor maligno se ubica en tejidos blandos afectando con más frecuencia a los huesos, como la pelvis o las costillas.

La enfermedad a la que se está enfrentando Ana es muy complicada y sumado a su situación personal la posibilidad de recuperarse en un entorno seguro es muy difícil.

Los padres de Ana se separaron a principios de año, desde entonces vive en Arganda del Rey con su madre, Rosa. El padre, de vez en cuando les ayuda económicamente pero no tienen un empleo estable, por lo que la madre es la responsable del cuidado de su hija y hasta el diagnostico del cáncer de Ana, ella era la que se encargaba de mantener a la familia.

La madre de Ana trabajaba sin contrato pero a raíz del tratamiento de la menor ha tenido que dejarlo y no percibe ningún ingreso económico.

Ana necesita el apoyo y la compañía de su madre en sus constantes ingresos en el Hospital Gregorio Marañón, donde recibe tratamientos periódicos. Por ello, para Rosa trabajar resulta imposible.

Por todo esto, Ana y su madre no pueden acceder a una vivienda digna, ni a un entorno y una vida favorables para su recuperación.

LINCECI Y el Ayuntamiento de Arganda del Rey juntos en la lucha contra el cáncer infantil

En septiembre sonó el teléfono en la oficinas de LINCECI, (Liga Nacional Contra el Cáncer Infantil) al otro lado estaba la trabajadora social Belén Martín. Llamaba desde la asociación de Arganda del Rey para hacernos una propuesta: colaborar con los gastos de una vivienda para Ana y su madre.

Desde septiembre, LINCECI y el ayuntamiento de Arganda del Rey estamos comprometidos en proporcionar a la familia una vivienda digna, ocupándonos ambas asociación de manera conjunta de los costes.

Nuestro objetivo es que la historia de Ana se construya con sonrisas y en un lugar acogedor. En LINCECI nuestros pilares son infancia, la lucha contra la pobreza y el cáncer infantil, es por este motivo por el cual hemos acogido a Ana en nuestra gran familia y vamos a estar junto a ella en todo momento.

¿Qué  puedes hacer tú? Cualquier colaboración económica, va a suponer algo grande y positivo para la vida de muchos niños como Ana, ¡tú ayuda cuenta!

Hemos realizado el cambio de los nombres originales debido a la protección de datos de la familia y la niña.

 

No hay comentarios

Agregar comentario