DSC_0027

Ariana cada vez está más grande, ¡¡¡y más fuerte!!! Esta bebé de 2 años se encuentra en periodo de revisión tras la superación de la enfermedad, dando buenas noticias cada vez que se le hacen pruebas de exploración.

Ariana tuvo una afección tumoral grave en un riñón que hubo de ser extirpado en su totalidad en una operación muy seria dado la agresividad del cáncer en un cuerpo aún sin desarrollar. Todo salió bien y hace ya un tiempo que Ariana regresó a su hogar junto con su madre y hermanas. Esta familia es muy pobre y si la madre apenas podía alimentar a sus dos hijas sanas,  le resultó imposible suplir las estrictas necesidades que Ariana requería entonces y actualmente, por lo que Linceci se encarga además del tratamiento médico, de la manutención en su totalidad.

Ahora la niña ha de seguir un protocolo médico con radio y quimioterapia durante unos años que asegure la erradicación total del tumor y que este nunca vuelva a reproducirse (tratamiento preventivo y no de cura).

Son excelentes noticias desde luego y sin embargo, hemos de mantenernos en guardia por diversas razones:

  • Está la posibilidad de que el cáncer se reproduzca. Por suerte Ariana está controlada y como decimos, sigue un protocolo de detección adecuado.
  • La situación de pobreza en la que vive ella y su familia exige que sigamos cubriendo su alimentación y tratamiento que es costoso ya de por sí pero que además, debido a la falta de infraestructura en Perú, situaciones muy simples en España pueden ser verdaderos problemas en ese país.

DSC_0076

En Perú todo es más complicado, las listas de espera son interminables y los pacientes sean niños o adultos se aglomeran en los pasillos de los hospitales durante días esperando que llegue su vez… Además hay multitud de aspectos que pueden impedir el acceso al tratamiento si no se tienen en cuenta. Mirad por ejemplo lo que ocurrió hace tan solo unos meses:

Antes del verano,  nuestros compañeros de Linceci Perú enviaron un mensaje urgente a todas aquellas personas cercanas a la ciudad de Arequipa que quisieran ser donantes de sangre para Ariana.
Es frecuente, sobre todo en niños tan pequeños, que los efectos secundarios de la quimioterapia dejen al niño agotado y necesite transfusiones de sangre para aumentar sus niveles de plaquetas y hemoglobina.

Sin embargo, en Perú los bancos de sangre de los hospitales son muy limitados y no se dispone de toda la que se necesita por lo que la mayoría de los pacientes han de comprar la sangre que van a requerir.
Mientras que en España los esfuerzos y preocupaciones van al tratamiento intrínseco del cáncer, en Perú niños como Ariana ven peligrar su oportunidad de tratar la enfermedad porque no cuentan con los recursos básicos para poder iniciar dicho tratamiento.

DSC_0119       DSC_0123

Finalmente y debido a la urgencia, nuestro equipo médico y de voluntariado solo consiguió dos de los cuatro donantes de sangre necesarios y las otras dos transfusiones tuvieron que ser compradas. Este es otro ejemplo más de las diferentes realidades que nos encontramos a cada lado del océano.

Gracias a ti Ariana está bien independientemente de la variables que la rodean.

También queremos resaltar la enorme labor que hacen los donantes de sangre en España así como las entidades y Ong’s que facilitan la extracción y realizan los trámites hasta la entrega en el hospital. A todos ellos GRACIAS.

Esta historia de vida no hubiera ocurrido si no fuera por vosotros.

GRACIAS. GRACIAS.