Leonardo_héroe

Leo tiene 5 años pero ya lleva 2 de ellos lidiando con el cáncer.

Historia de Leo

Esta es una historia de lucha hasta el final tanto de sus papis, que siempre estuvieron a su lado dándole la mano en cada momento, como por supuesto de lucha del niño, que tan pequeño tuvo que someterse a tantas pruebas. Pero también fue una lucha del equipo Linceci porque hicimos todo lo que pudimos y porque también fue y es duro para nosotros.

Leo pasó por muchas etapas, algunas realmente difíciles, pero salió de ellas. Quizás por eso no nos esperábamos que no siguiera adelante en el último obstáculo después de todo  lo que ya había pasado. Aunque quizás precisamente por todo su bagaje su cuerpecito apenas de 5 años dejó de luchar a las puertas de la meta final.

padres leo. ojo

Tras la operación en febrero de 2016 en la que se le extirpó parcialmente la mandíbula y cuando todo parecía que iba bien, el tumor se dejó ver en la tomografía. No había sido completamente eliminado y sus células se multiplicaban con rapidez. No tenemos palabras para explicar la desolación de ese caso, la impotencia, pero sí podemos contar con detalle y alegría agridulce el continuo cariño con el que este niño se envolvió en cada momento y hasta el final.

Sus padres pudieron estar con él siempre, desde el principio. Y desde que le conocimos, además de juntos, pudieron acceder a un plato caliente y al tratamiento adecuado (primero de cura y posteriormente paliativo) que hicieron que viviera con dignidad y calor.

Ángela, su madre, es consciente de que esta manta de cuidados solo ha sido posible gracias a todas las personas y entidades que han querido colaborar con ellos y admira que haya sido de manera desinteresada, simplemente porque la vida de un niño es importante.

"Hay gente muy buena a la que siempre estaré agradecida. Tras esta experiencia yo voy a ser una de ellas y ayudaré a familias que estén pasando por lo que nosotros hemos pasado"

Efectivamente Ángela forma parte de nuestro voluntariado en Arequipa aportando conocimientos en base a su experiencia personal, así como apoyo emocional en familias inmersas en ella.

Admiramos que en un momento de tanta tristeza, su  corazón tenga espacio para el agradecimiento por lo que se ha hecho por su hijo. "Estas personas que sin conocernos nos han ayudado tanto han ampliado mi corazón, que se cobija en el cariño que hemos recibido. por favor, dadles las gracias"

GRACIAS. MIL GRACIAS.

raul y familia