Los saquitos solidarios de LINCECI a favor de la salud de la infancia

¿Cómo surgió esto?

Los saquitos llegaron tras meses pensando y probando distintas maneras de ayudar a más niños enfermos de cáncer. Siguiendo los valores de cooperación, queríamos dar algo a cambio a todas aquellas personas que estáis ayudando tanto. Así surgieron los saquitos solidarios. Originales y bonitos, transmiten Red Alegría cada vez que son usados, pues no solo son saludables por sí mismos y ofrecen mejora instantánea a quien los utiliza directamente.

¿Cómo son nuestros saquitos solidarios?

Los saquitos solidarios de LINCECI  además de tener propiedades curativas, huelen genial; romero, eucalipto y lavanda. ¡Siguen ayudando a miles de personas por distintos lugares del mundo!. Pero, para que esto se haga realidad, hay un elemento imprescindible, las personas. Personas que colaboran con LINCECI a través de la distribución de saquitos por cada rincón de España.

¿A quiénes ayudan los saquitos?

A todas aquellas personas que han  decidido colaborar, solidarizarse y adquirir uno y lo utilizan para calmar sus dolores, contracturas…Pero la función más importante es que con todos los fondos recaudados con los saquitos se está ayudando a niños enfermos de cáncer, que además viven en situaciones de pobreza. En Perú, a diferencia de España, las personas sin recursos económicos no tienen la posibilidad de acceder a un tratamiento para curar su enfermedad por lo que toda la ayuda de los colaboradores es imprescindible para que muchos niños que viven esta situación puedan curarse.

Los saquitos térmicos representan salud en todos los niveles

Y nos lo confirmáis cada día a través de las redes sociales, de fotografías, de mensajes de apoyo y colaboración. Solo podemos dar las gracias a todas las personas que han hecho posible que la ruta de los saquitos solidarios se haga realidad. Nuestros diplomas de honor son una pequeña forma de daros las gracias por vuestra implicación con nosotros y con la causa por la que luchamos.

Buscábamos llegar a más personas concienciadas con nuestra labor, pero sobretodo compartir con ellas nuestra filosofía de Red Alegría, donde todo el mundo ofrece desinteresadamente y sin embargo, siempre recibe de vuelta

Gracias a los saquitos y colaboraciones hemos podido enviar 15 camas importantísimas para el Hospital IREN SUR, hemos acogido familias en nuestro Albergue “La Casa de Rodrigo” y sobre todo atender a los pequeños que lo necesitan.

Si quieres más imformación consulta esta página de saquitos térmicos solidarios.

¿Cómo puedes adquirirlos?

Son distintas las formas con las que te puedes hacer colaborador de LINCECI, por ejemplo como empresa, comercio o negocio ofreciendo los saquitos térmicos en tu negocio, y haciéndote miembro de la cadena de establecimientos solidarios.

También puedes colaborar de manera particular, adquiriendo un número más reducido de saquitos, el pedido mínimo es de  3 saquitos.

Ponte en contactando con nosotros:

No hay comentarios

Agregar comentario