El regalo más preciado, la salud de Ariana

Ariana es la pequeña de tres hermanas que viven con su madre en Arequipa. La conocimos en  el año 2015 cuando tan solo tenía un año y medio de edad y fue diagnosticada con un TUMOR DE WILMS  (un tipo de tumor renal).

Dada la gravedad de la enfermedad y la escasez de recursos económicos con los que contaba la familia, rápidamente activamos el proceso de acogida en LINCECI - La Liga Nacional Contra el Cáncer Infantil -  y trasladamos a su madre y a la pequeña a la casa Ronald Mc Donald de Lima, ciudad donde recibiría el tratamiento más adecuado y que se encuentra a casi 700km de Arequipa, donde está su hogar.

Dejarlo todo para seguir un tratamiento médico es duro y complica el ingreso económico del progenitor que también se ha desplazado y no solo ha de velar por cubrir los costes del tratamiento médico, sino también por  la manutención de toda la familia,  pero gracias a las donaciones y a la ayuda ofrecida, Linceci pudo acogerlas y darles alimentación, medicamentos y financiación para los tratamientos que Ariana necesitaba para lidiar con la enfermedad.

El tratamiento  fue largo y difícil, además de por los efectos del tratamiento en si, por estar lejos de muchos de los miembros de su familia. Aunque el estado de la enfermedad obligó  la extirpación del riñón dañado, la operación fue un éxito y se eliminó el tumor.

Desde entonces y como parte del protocolo, Ariana sigue recibiendo quimioterapia y actualmente la niña está en Arequipa con su familia a la espera de que los médicos confirmen que ya no hay células cancerígenas en su pequeño cuerpo y podamos cerrar su historia definitivamente.

Sobra decir que valió la pena todo este proceso.

Han pasado ya dos años desde que la conocimos y Ariana no solo ha crecido, sino que además lo ha hecho con salud y alegría. Esta Navidad visitamos a la pequeña heroína en su casa, con regalos para ella y sus dos hermanas y comprobamos, una vez más, que atrás quedó su mirada de dolor encerrada en un cuerpo tan pequeño y la  incertidumbre  en los ojos de su madre. Hasta que el protocolo médico nos confirme que ya no es necesario, nos mantendremos cerca de ella para asegurar que el brillo de su mirada  sea el de una niña sana y feliz.

¡Su historia nos ha dado ilusión, esperanza y mucha energía! Nos ha dado vida y nos ha fortalecido como organización.

Nada de esto hubiera sido posible sin la fortaleza de Ariana y sin tu ayuda.

GRACIAS. Esto lo has hecho tu.

1 Respuesta

  1. Alberto De La Concepcion
    Ariana que grande y fuerte esta ya.

Agregar comentario