Hazte voluntario y forma parte de la RedAlegría

¿Te gustaría que tus actos tuvieran repercusión directa en la salud de la infancia?¿Sabes que hacer sonreír te hará sonreír?

Voluntario_cancer_infantil

En LINCECI hemos formado una Red de voluntarios desde los distintos lugares del España en los que cada uno aportar lo que puede y quiere, formando entre todos una cadena de buenas acciones  donde ayudamos desde la alegría.

Si quieres formar parte de esta red, tu aportación como voluntario es fundamental.

Ayudar a los demás beneficia claramente a la propia salud 

La verdad es que ayudar puede ser muy fácil. El ingrediente principal es… “querer ayudar” 

De hecho cuanto más se ponga de ese ingrediente, menos se tendrá que poner de este otro, que sabe mucho peor: “esfuerzo.

 Y por supuesto los resultados alimentan muchísimo más con más “intención” y menos “sacrificio”.

Buscamos gente comprometida, activa y con iniciativa. Tus ideas serán bien recibidas, e incluso tú mismo puedes construir tu plan de acción de voluntariado, crear tu propio equipo y marcar los pasos para desarrollar las distintas actividades.


¿Programa voluntariado LINCECI?

Se pretende propiciar la participación ciudadana a través de la promoción del voluntariado y llevar a cabo actuaciones que permitan desarrollar procesos de participación social, promoviendo valores de cooperación y corresponsabilidad en la vida comunitaria.

  • Planificación y asistencia en campañas.
  • Visitas a hospitales.
  • Ayuda en programación y ejecución de Eventos Solidarios.
  • Acompañamiento de niños y familias.
  • Ayuda en gestión y trámites a familias con niños enfermos de cáncer.
  • Entrega de regalos, alimentos, etc.
  • Carreras, Torneos, etc. organizados desde la Asociación.
  • Participación en charlas, jornadas, formación…
  • Foro de participación activa del Voluntariado, dónde se puedan proponer ideas, iniciativas y entre todos  poderlas llevar a cabo.

Los voluntarios a veces tienen un punto de vista más amplio que el personal remunerado, que muchas veces están tan sumergidos en sacar adelante su trabajo, que les impide ver otra realidad.

Los voluntarios pueden concentrar sus esfuerzos en una labor concreta. Mientras que los miembros del personal dedican su tiempo y sus esfuerzos en sacar adelante sus tareas diarias.

Los voluntarios pueden atender  necesidades especiales para las que puede ser difícil de justificar la presencia de personal remunerado, pero que son importantes para el fin de la Asociación.

Los voluntarios a menudo se sienten más libres para criticar y decir lo que piensan que los empleados. Además, pueden explorar nuevas ideas y enfoques sobre los Servicios que quizá no estén aún lo suficientemente elaborados.

¿De qué maneras puedes colaborar?

¿Nos ayudas con la planificación y asistencia en campañas, visitas a hospitales, entrega de regalos, carreras, torneos, charlas, jornadas…?
Una cosa te aseguramos, bueno dos: Te lo vas a pasar bomba y tu ayuda tendrá repercusión en muchos niños y niñas que la necesitan.
En LINCECI captamos fondos de distintas maneras, una de ellas es la distribución de productos solidarios (bolsitas, material de oficina, camisetas, saquitos térmicos…).
¡Somos todo oídos! ¡Estamos deseando escucharte!
Si quieres formar parte de la Red de voluntariado de LINCECI contacta con nosotros. Estarás ayudando de manera práctica y tangible.

Ayudar es mas beneficioso para la salud que hacer 4 veces a la semana ejercicio

Leer Blog


¿Razones para hacerte Voluntario de LINCECI?

Actuarás sobre 3 aspectos fundamentales a la vez:

INFANCIA
CÁNCER

POBREZA

 Formarás parte de un canto a la vida. Los voluntarios son importantísimos ya que gracias a ellos la asociación puede tender  lazos a nuevas personas a las que pode ayudar. ¡La ayuda se multiplica!
No buscamos hacer desde el esfuerzo sino desde la sonrisa y felicidad.  Juntos formamos una red, un océano donde cada gota es importante. Somos RedAlegría.

Contacta con nosotros en el 910 837 772
y únete a laY ayúdanos a ayudar

Formulario de Contacto

 Código ético del voluntariado

Un código ético del voluntario es mucho más que un mero elenco de deberes y obligaciones.  Constituye un instrumento eficaz para expresar la identidad ética del voluntariado: ideales comunes que mueven la labor solidaria y valores asumidos por los voluntarios.  Pretende ser una enunciación lo más completa posible de dichos ideales y valores.

El presente código ético es el fruto de ese ideal común nacido de nuestra experiencia de trabajo voluntario.  Ha sido consensuado por quienes, en representación de un número suficientemente representativo de voluntarios de nuestras organizaciones, hemos reflexionado y dialogado participando de una experiencia profundamente humana y enriquecedora.

Nace con una clara vocación de difusión entre todas aquellas personas que realizan acciones voluntarias a través de cualesquier organizaciones, por lo cual está abierto al compromiso moral de cuantas personas quieran expresar su conformidad con él en el futuro.

Quiere servir, así, de guía que oriente a los voluntarios y las voluntarias a dar lo mejor de sí mismos.

 

  • Entrega generosa de lo mejor de uno mismo. Actuar con profesionalidad, humanidad y eficacia en las tareas. encomendadas.
  • Prestar al beneficiario una ayuda gratuita y desinteresada sin esperar ni aceptar ningún tipo de compensación material.
  • Reconocer, respetar y defender activamente la dignidad personal de los beneficiarios, conociendo y acatando la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Confidencialidad y discreción en el uso de los datos relativos a los beneficiarios.
  • Crear un clima de respeto mutuo, evitando posturas paternalistas.
  • Fomentar en los beneficiarios la superación personal y la autonomía.
  • Informar a los beneficiarios de manera objetiva, teniendo en cuenta sus necesidades y circunstancias personales.
  • Denunciar cualquier violación de los Derechos Humanos.
  • Potenciar el desarrollo integral como persona del beneficiario.
  • Comprender la situación de partida del beneficiario.
  • Tratar de informarle con amabilidad de los modos en que puede buscar su propio desarrollo.
  • Ser paciente a la hora de esperar resultados de las acciones realizadas.

  • Conocer y asumir el ideario, estatutos, fines, programas, normas de regulación y métodos de trabajo de la organización.
  • Respetar la organización sin utilizarla en beneficio propio.
  • Confidencialidad y discreción.
  • Hacer un uso responsable de los bienes materiales que la organización ponga a disposición del voluntario.
  • Utilizar debidamente la acreditación que la organización proporciona al voluntario.
  • Interrumpir la colaboración cuando la organización justificadamente lo solicite.
  • Comprometerse de modo meditado, libre y responsable, cumpliendo, los compromisos adquiridos y realizando con seriedad las tareas encomendadas.
  • Demandar y participar en actividades de formación, necesarias para la calidad del servicio prestado.
  • Informarse, antes de comprometerse, sobre la tarea y responsabilidades que se asumirán, y considerar si se dispone de tiempo y energías suficientes.
  • En caso de renuncia, comunicarla con antelación suficiente para evitar perjuicios a los beneficiarios o a la organización.
  • Actitud abierta y cooperante hacia las indicaciones de la organización.
  • Participar imaginativamente en la organización
  • Informar sobre las necesidades no satisfechas de los beneficiarios y sobre las deficiencias en la aplicación de los programas.
  • Informar sobre la posible inadecuación de los programas.
  • Denunciar las posibles irregularidades que se detecten.
  • Colaborar de manera gratuita y desinteresada.

  • Respetar la dignidad y la libertad de los otros voluntarios, reconociendo el valor de su quehacer, ya sean de la propia organización o de otras.
  • Adoptar una actitud de apertura y escucha hacia el otro.
  • Fomentar el trabajo en equipo propiciando una comunicación fluida y un clima de trabajo y convivencia agradable.
  • Intercambiar sugerencias, ideas, propuestas y experiencias en un marco de respeto mutuo con vistas a una mayor eficacia del trabajo que se lleva a cabo.
  • Hacer propios y asumir con responsabilidad los compromisos adquiridos por el grupo.
  • Facilitar la integración, formación y participación de todos los voluntarios, especialmente de los nuevos, en condiciones de igualdad.
  • Ofrecer una acogida cálida y sincera a quienes inician su voluntariado.
  • Promover el compañerismo para evitar la competitividad, el afán de protagonismo, las tensiones y las rivalidades.
  • Crear lazos de unión entre voluntarios de diferentes organizaciones.

  • Promover la justicia social, fomentando una cultura de la solidaridad rica en valores humanos y difundiendo el voluntariado.
  • Conocer la realidad socio-cultural, para mejorarla, atendiendo las necesidades e interviniendo en las situaciones de injusticia.
  • Tener como referencia de la propia actividad la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Complementar la acción social de las distintas administraciones públicas, para dar un mejor servicio a la sociedad, sin proporcionarles un pretexto para eludir sus propias responsabilidades.
  • Comunicar a las instituciones pertinentes las situaciones de necesidad o marginación y reclinarles compromisos para solventarlas.
  • Procurar que el voluntariado no impida la creación de empleo. Detectar posibles yacimientos de empleo en relación a las necesidades cubiertas por el voluntariado que deben ser asumidas por otros sectores.
  • Transmitir, con sus actitudes, acciones, palabras...aquellos valores e ideales que persigue con su trabajo voluntario. Ser coherente con la actitud de voluntario en el día a día.

Te prometemos que…

Tus actos tendrán un efecto tan satisfactorio que te garantizamos más de una y de dos sonrisas al pensar en ellos. ¡Hacerles sonreír te hará sonreír!

Contactar por WhatsApp